Jorge Delgado “Ito” se convirtió en uno de los tres jugadores que llegaron en el mercado invernal para reforzar al Atlético Levante UD. Nacido en Avilés, al delantero no le ha importado separarse más de 800 kilómetros de su familia para aprovechar al máximo esta “gran oportunidad” de jugar en el filial del club de Orriols y, de momento, ya ha firmado su primer tanto con la camiseta del Levante UD.

Sus inicios futbolísticos los encontramos precisamente en su tierra. Formó parte del Real Avilés “hasta el tercer año de senior y después fui al Numancia. Volví al Avilés y durante la pasada temporada y esta media campaña he jugado en el Barakaldo”. Como cualquier niño que empieza a dar sus primeras patadas al balón, Ito soñaba con llegar alto, con alcanzar esa ilusión de cualquier jugador de ir progresando por las diferentes categorías y en la temporada 2014/2015 vio cumplido uno de esos sueños. Fue el 23 de agosto de 2014 cuando el delantero disputó sus primeros minutos en la categoría de plata con el CD Numancia. Un recuerdo muy especial que difícilmente olvidará porque “para mí fue un día muy ilusionante. Era bastante joven y no me lo esperaba para nada. Cuando debuté lo viví con una ilusión tremenda y encima contra el Sporting que es un equipo de mi tierra”. Si esa temporada la vivió de manera intensa, no fue menos la siguiente con la camiseta del Barakaldo CF, equipo con el que logró clasificarse para la promoción de ascenso con la máxima puntuación del grupo -80 puntos-.

Ahora empieza una nueva etapa en la capital del Túria con la misma ilusión que cuando era un niño y con la ambición de seguir creciendo a nivel profesional y aprovechar cada instante de su carrera. Reconoce que fue difícil despedirse cuando hizo las maletas para recalar en el Atlético Levante UD, al mismo tiempo que asegura que desde el primer minuto la familia levantinista le prestó su ayuda para que se sintiera como en casa. “Se me presentó una muy buena oportunidad para venir aquí. En el Barakaldo estaba muy cómodo, al lado de casa, bien asentado, el mister me conocía y confiaba en mí, con los compañeros tenía un trato espectacular, el año pasado hicimos una muy buena temporada y la verdad es que el equipo funciona bien y para el club solo tengo buenas palabras. Sin embargo, se me presentó la opción de venir aquí para seguir creciendo y, aunque me costó despedirme de los compañeros, porque les tengo bastante cariño, siempre hay que mirar hacia delante”. El nombre del Levante UD se encuentra muy bien valorado y muestra de ello son las palabras de Ito cuando se le pregunta por el motivo por el que decidió desplazarse tantos kilómetros para vivir esta oportunidad como granota: “Cuando te hablan del Levante siempre piensas en cosas grandes, son palabras mayores”. La motivación de poder vestir la camiseta levantinista es máxima pero Ito también buscó referencias del club antes de comprometerse con la entidad y las encontró en el ex levantinista Carlos Pomares al que le une una gran amistad. “El año pasado coincidí con Pomares, que estuvo aquí en la temporada del ascenso del Atlético Levante a Segunda División B, y me habló muy bien del club. Cuando llegué aquí, desde el primer día, siempre me apoyaron un montón. Me echaron una mano en todo, sobre todo Kaiku y Herni, y cuando llegué vi que el club estaba muy profesionalizado. Lo que más me llamó la atención es que son gente muy joven y trabajadora, te hacen estudios sobre tu cuerpo, puntos de fuerza, felixibilidad… y todo eso, quieras o no, si lo llevas a rajatabla se nota en el campo”.

El delantero se define como un jugador “bastante dinámico, con movilidad arriba y sobre todo desmarque de ruptura, profundidad, me gusta mucho correr al espacio y finalizar”. Estas características le han llevado a anotar su primer tanto con la elástica del Atlético Levante UD. Fue en el encuentro disputado ante la AE Prat. Su gol sirvió para que el conjunto dirigido por Carlos Granero sumara tres puntos vitales ante un rival directo en la lucha por la permanencia. Su mensaje a la afición es claro y convincente: “Que estén tranquilos porque lo que he percibido desde que estoy aquí es que a pesar de la situación en la tabla el equipo transmite buenas sensaciones y sobre todo genera muchas ocasiones”.