Quizás resultara imposible desligar la figura de Pedro López del partido ante la Real Sociedad. El capitán de la escuadra azulgrana acaparaba los focos en el prólogo de la confrontación vinculada a la quinta jornada de la competición liguera. Había heráldica y un punto de emoción en el envoltorio de la cita ante la sociedad realista. Pedro abrazó su partido número cien con la elástica azulgrana en el universo de la Primera División. Lo hizo con una victoria convincente en el Ciutat de València. El defensor sigue la estela marcada por Juanfran, David Navarro o Rubén. Es el cuarto futbolista de la historia del club que adquiere la condición de centenario en la máxima categoría.

Pedro López se comprometió con el Levante en el verano de 2011. El lateral estrenó su currículum en competición oficial con Juan Ignacio como guía del banquillo en agosto de 2011 en una confrontación foránea ante el Getafe. Pedro López ha echado raíces en la institución del barrio de Orriols. Lo refrenda el tiempo y el proceso de identificación establecido entre las dos partes. Y su rastro adquiere mayor profundidad y cuenta con huellas en el marco de LaLiga Santander, LaLiga 1|2|3, el formato de la Copa del Rey y la aventura que significó el paseo por Europa de la entidad granota en el ejercicio 2012-2013.