El Atlético Levante UD continuará peleando por conseguir el objetivo del ascenso a Segunda División B tras no haber podido aprovechar la oportunidad de ascenso directo tras clasificarse para la promoción como primero del Grupo 6 de Tercera División. La lucha por el liderato del grupo estuvo muy reñida hasta la última jornada, en la que los de Javier Olaizola llegaron a su compromiso ante el Orihuela CF jugándose la primera posición. Se impusieron por 0-1 y lograron el primer objetivo de quedar primeros con 84 puntos en su casillero (24 victorias y 12 empates). Ser primeros comporta una ventaja a la hora de afrontar la Fase de Ascenso, ya que esta ofrece la oportunidad de subir de manera directa en caso de superar la primera eliminatoria.

El sorteo deparó que el Atlético Levante UD se midiera al único equipo invicto del fútbol español, el CD Calahorra. Semanas antes, el primer equipo había conseguido romper la imbatibilidad del FC Barcelona y el filial levantinista quería repetir la gesta de los “mayores”. Y así fue. El conjunto granota se desplazó a Calahorra con la intención de obtener un buen resultado para afrontar el partido de vuelta como local con cierta ventaja. Juan Delgado y Álex Cortell fueron los autores de los goles anotados por los azulgranas en Calahorra, donde el partido concluyó con una victoria ajustada por 1-2. La Ciudad Deportiva levantinista presentó sus mejores galas para el encuentro de vuelta que acabó con idéntico resultado y obligó a jugar prórroga. Tras los treinta minutos reglamentarios, la eliminatoria se tuvo que decidir en la tanda de penaltis. Los riojanos se impusieron al acertar todos sus lanzamientos y lograron el ascenso a la categoría de bronce. Por su parte, el Atlético Levante UD pasó a la segunda ronda teniendo que enfrentarse a un tercer o cuarto clasificado de otros grupos de Tercera División.

En esta segunda ronda, las bolas del sorteo emparejaron a los levantinistas con el Racing Villalbés. El equipo de Villalba (Lugo) se clasificó para la promoción de ascenso como tercero tras ganar 21 encuentros, empatar ocho partidos y perder nueve, con 60 goles a favor y 30 en contra. Llegó a la segunda eliminatoria tras imponerse al Atlético Pulpileño en los penaltis después de empatar tanto el partido de ida como el de vuelta a cero goles. Los de Javier Olaizola deberán jugar el partido de ida este fin de semana en tierras gallegas, mientras que la vuelta se celebrará el próximo fin de semana en la Ciudad Deportiva levantinista.

Desde la revista oficial del club, le deseamos mucha suerte al Atlético Levante UD para conseguir el objetivo de retornar a Segunda División B.